15/12/10

 


Los trastornos alimentarios han aumentado de forma contante en niños y adolescentes en las últimas décadas, y algunos de los aumentos más marcados han ocurrido entre niños de sexo masculino y jóvenes de las minorías, según un informe reciente. Un análisis de la Agencia para la Investigación y la Calidad en la Atención de Salud encontró que las hospitalizaciones por trastornos alimentarios aumentaron en 119 por ciento de 1999 a 2006 entre los niños menores de doce años, una sorprendente estadística citada en el informe. Al mismo tiempo, también han aumentado los trastornos alimentarios de "síndrome parcial", es decir, jóvenes que presentan algunos, pero no todos, los síntomas de un trastorno alimentario. El informe aparece en la revista “Pediatrics”.

El Dr. David Rosen, autor del informe y profesor de pediatría, medicina interna y psiquiatría de la Universidad de Michigan, señaló que "vemos muchos más trastornos alimentarios que antes, y los vemos en personas que no asociábamos con ese tipo de trastorno en el pasado, por ejemplo muchos chicos, niños pequeños, gente que no es blanca y personas con antecedentes socioeconómico más bajos". Y añadió: "el estereotipo es que [la paciente] se trata de una chica blanca y rica de cierta edad. Queríamos que la gente comprendiera que los trastornos alimentarios tratan a todos por igual".

Rosen y colegas evaluaron más de 200 estudios recientes sobre trastornos alimentarios. Al igual que otros problemas de salud y adicciones, desde la depresión y el trastorno por ansiedad hasta el alcoholismo, estudios con familias y gemelos han mostrado que los trastornos alimentarios pueden presentarse en la familia, lo que indica un potente componente genético, dijo Rosen.

Aunque se calcula que 0.5 por ciento de las adolescentes de EE. UU. tienen anorexia, y entre uno y dos por cientos bulimia, los expertos estiman que entre 0.8 y 14 por ciento de los estadounidenses por lo general muestran al menos algunos de los síntomas físicos y psicológicos de un trastorno alimentario, según el informe. Los chicos conforman ahora entre el cinco y el diez por ciento de los que sufren de trastornos alimentarios, aunque algunas investigaciones sugieren que esa cifra podría ser más alta.

Fuente: www.psiquiatria.com

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Este sitio usa cookies y tecnologías similares.Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto